Los originales

Los 4×4 son tan populares que de ellos se han derivado diversos tipos, como los SUV (Sport Urban Vehicle) y los crossover. La característica más notoria es la tracción en sus 4 ruedas, aunque en el sistema de tracción total se divide en los permanentes y los desconectables.

Los primeros se refieren a los vehículos cuya tracción es repartida entre las ruedas del vehículo en su totalidad, en las condiciones de adherencia que sea. Los segundos, es decir, los desconectables, se pueden usar como un 4×2 cuando el terreno propicie la buena adherencia, en cambio, cuando las ruedas delanteras la pierden, entonces la tracción es conectada al eje posterior para reponer la pérdida de motricidad. El 4×4 permanente es el auténtico todoterreno (TT).

Los TT de tracción permanente se pueden clasificar en distintas clases:

  • 4×4 compactos lúdicos: son especiales para la carretera, tienen limitada su capacidad off road y son de tamaño pequeño. Por ejemplo el Land Rover Freelander.
  • Familiares: tienen prestaciones ruteras de buen nivel, manteniendo las capacidades de off road. Son grandes, tanto el exterior como el interior, cómodos y completamente equipados. Una muestra es el Jeep Gran Cherokee.
  • De lujo: sus prestaciones ruteras también son muy altas, pero no son muy comunes para pasar terrenos duros. Tienen mucho espacio en su interior y son muy cómodas. Algo así como la Range Rover Sport.
  • Pick Ups: son los más duros y puros, reservados al uso profesional, al campo, la aventura. Con un tamaño acorde y buena capacidad rutera. Son como la Nissan Navara o el Defender de Land Rover.
  • Crossover: son un híbrido entre los SUV y los monovolumen, sus 4 ruedas son motrices y con buena separación con respecto al suelo. Un sencillo ejemplo es el Volkswagen Tiguan.

Otro punto importante y distintivo de un TT es la popular reductora. Se encarga de “desmultiplicar” todas las velocidades de la caja de cambios y así la fuerza de transmisión a las ruedas se vea aumentada. Un crossroad, es el ejemplo perfecto, no suele ser equipado con cajas reductoras en su transmisión porque su uso primario no es el off road. Además un 4×4 se equipa de 3 diferenciales para repartir la fuerza: central, delantero y trasero.

Sea cual sea su tipo de todoterreno siempre le será útil manteniéndolo en óptimas condiciones, solo esperando sacar las garras. Para tenerlo a punto consulte desguacesde4x4.com, un portal en el que podrá encontrar todo tipo de piezas con pocos clics desde cualquier lugar, sin necesidad de la molestia de ir de un desguace a otro personalmente.