Desconexion en la playa

Asturias es uno de los lugares más bonitos de la costa española y tiene muchos lugares que a pesar de su belleza son poco frecuentes, lo que hace que darse un paseo por ellos sea casi exclusivo. Uno de esos lugares es sin duda La Playa del Silencio, en Cudillero.

Cudillero es un pueblo marinero muy pequeño pero rico para explorar, actualmente, sus habitante mayormente viven del turismo y un poco de la pesca, se pueden apreciar las embarcaciones atracadas en la orilla, y su población no llega a 2.000 personas.

Las casas de este poblado están construidas en una ladera de la montaña como si fuesen gradas, lo que hace de sus calles un entramado agradable que invita a recorrerlas y a perderse en ellas.Son 510 metros de arena fina y piedrecitas, así como un mar azul muy intenso que se mezcla con el cielo, para bajar a la playa tendremos que dejar el coche y bajar por unas escaleras escarpadas.

Para llegar a ella

Es bastante sencillo, debe salir desde Cudillero vía Castañeda, hay que salirse en la 441 hasta Novellana Y Santa María y en la rotonda seguir hasta Castañeda y luego veremos un cruce que marca “Playa del Silencio a 1 Km”, ahí hay una pista forestal que al llegarse debe aparcar o, de lo contrario, deberá dar la vuelta de nuevo.

Recomendaciones en el lugar

Es recomendable dejar el coche en el pueblo para evitar problemas para estacionar, porque aunque no es muy transitada en comparación con otras, si llegan varias personas, lo que hace que se aglomeren un poco los vehículos. Se debe buscar hospedaje porque la playa no permite acampar debido a su pequeña orilla, nos cubriría el agua al subir la marea de hacer caso omiso.

Para bajar a la playa debe llevar consigo alimentos, bebidas y una bolsa para los desperdicios,en virtud de que no hay ningún tipo de local comercial para comprar, lo ideal es que se siga manteniendo así para disfrutar de su estatus casi paradisiaco. Parte de su encanto es el silencio, tan solo el intenso ruido del mar debido a un inmenso acantilado vertical que hace de pared.

Apúntelo a sus próximas vacaciones y mientras tanto consienta a su coche reparando sus averías a tiempo, visitando desguaces Asturias así ahorrará tiempo y dinero que le servirán para un maravilloso paseo conociendo un poco más de nuestra geografía.