De viaje por el sur

A los que cogen las vacaciones en el mes de julio, ya les huele el trasero a playa, como se suele decir, a los que disfrutamos de las vacaciones estivales en el mes de agosto, todavía nos queda un poco para las merecidas vacaciones. Este año me he propuesto que sean distintas, unas vacaciones de playa y tumbona ya las he tenido todos los años desde que tengo memoria, y ya estoy un poco cansada de los mismo, este año que ya no voy con mis padres si no con mi pareja, vamos a hacer algo que lleva diciéndome el algún tiempo, quiere ir a visitar unos desguaces en Andalucía, está reparando un viejo coche que tiene, un clásico dice él y le falta no se qué pieza para que funcione perfectamente, así que quiere ir a visitar desguaces como el desguace juan torres en el que le han dicho que seguro encuentra lo que busca.

Así que ya está decidido, empezaremos por Jaén, que es donde está el desguace y no sé donde acabaremos, contamos con diez días para improvisar, hacer lo que nos dé la gana y no dar explicaciones a nadie. No tenemos nada reservado, ni idea de lo que hacer, lo único que tenemos claro es que serán unas vacaciones inolvidables.

Yo estoy muy emocionada porque me encanta el sur, me encanta el clima, me encanta la gente, la alegría que se respira, el rebujito y el pescadito frito. Muero de ganas por comerme un espeto en la playa de cualquier ciudad andaluza, al final sí que retostaré al sol en cualquier playa, pienso pasármelo de vicio.

Una de las partes más importantes del viaje será conseguir la bendita pieza que lleva mi chico buscando desde hace ya casi un año, y ojala lo consigamos porque sé que es muy importante para él y ya que su afición por los coches antiguos, perdón clásicos, la comparte conmigo pues yo también estoy un poco emocionada con la idea de volver a casa dentro de diez días con la pieza en la maleta. No imagino la cara que pondrá cuando la ponga en el coche y este funcione, será para grabarlo en video, una sensación maravillosa digna de recordar.
Así que me voy a preparar las maletas, que diez días dan para mucho y sin saber a dónde vas, pues más complicado es. ¡Felices vacaciones!